CAMAGÜEY.- Luego del amargo trago de ver a los Tigres caer hasta la penúltima posición de la fase clasificatoria, los camagüeyanos deberán conformarse con el “consuelo” de que dos de sus jugadores participen como refuerzos en la discusión de medallas de la Liga Superior de Baloncesto.

Solo eso les queda a los aficionados de esta parte de la Isla, seguidores habituales de los play off masculinos, quienes esta vez asistieron –señal televisiva mediante– al desplome de su escuadra. Siete victorias en 21 presentaciones no resultaban suficientes en ningún esquema prospectivo; mucho menos cuando en las dos últimas rondas (14 cotejos) sellaron su participación con magra cosecha de tres éxitos, una debacle que únicamente conseguía “superar” el deslucido conjunto de Guantánamo (0-21).

La ausencia de imprescindible Yordanis Jaca (quien jugó un único encuentro, sin anotaciones) y la falta de un banco con condiciones para asumir el ritmo de los enfrentamientos en sus segundas mitades resultaron determinantes en el pobre desempeños de los “rayados”, quienes ocuparon esta vez su peor posición en lo que va de siglo.

De entre las ruinas del campeonato que no fue, solo pueden rescatarse algunos nombres que desde hace años se incluyen entre lo más valioso de las canastas en Camagüey. Han sido ellos, precisamente, los escogidos para cambiar de franelas.

Así, Yoimar López se convertirá en villaclareño por obra y gracia de sus 236 puntos en 21 partidos (media de 11.2), y efectividades notables en tiros libres (58%) y de dos unidades (47%). El otro convidado es Yoannis Baldó, reconvertido en pinareño, quien durante el calendario promedió para 10.9 (229 rayas en 21 salidas a la duela), con notable 64% de aciertos desde la línea de los suspiros y 101 rebotes, además de acertar –casi mitad por mitad– en sus oportunidades de dos dígitos.

Ambos pudieran verse las caras en una hipotética final, pues desde este martes 21 los duelos semifinalistas pondrán frente a frente a matanceros y villaclareños, y capitalinos y pinareños, en ambos casos en predios de los primeros.

De acuerdo con el sitio oficial de la Liga, la postemporada se iniciará en la Eide Luis Augusto Turcios Lima, de Matanzas, y en La Mariposa de la Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte Manuel Fajardo, en la capital.

“Como son series al mejor en cinco desafíos, continuarán el 22 en esas mismas sedes y después se trasladarán a la sala Amistad de Santa Clara y a la 19 de Noviembre vueltabajera, para realizar los restantes tres desafíos, de ser necesarios los días 25, 26 y 28”, apunta por su parte el diario Jit.

La misma publicación recuerda cómo los números muestran que los villaclareños se impusieron en dos ocasiones a los yumurinos (98-85 y 85-72), cediendo solo en el último choque de la segunda ronda (62-88), cuando acusaron la falta de su principal hombre a la ofensiva, Andy Boffill. “El balance entre habaneros y pinareños resultó similar, con un 2-1 a favor de los segundos tras marcadores de 92-89 y 64-54. Los pinareños cedieron en la última por 60-66, algo que favoreció en la decisión del subliderato para ellos, pues culminaron igual con 15 éxitos y seis fracasos”.

LOS REFUERZOS, POR EQUIPO:

Capitalinos: Esteban Martínez (SCU, líder de los anotadores, con 413 puntos; 29.5 por juego).

Villa Clara: Roigelis Ochoa (SCU) y Yoimar López (CMG).

Pinar del Río: Dainer Martínez (CAV) y Yoanis Baldó (CMG).

Matanzas: William Granda (CAV) y Yuset Tito (GTM).