CIEGO DE ÁVILA.- Tal vez la última generación dorada del baloncesto masculino de Camagüey fue aquella que discutió la final de la Liga Superior de Baloncesto (LSB) del año 2012. Sus sempiternos rivales de Ciego de Ávila volverían a alzarse con el título en aquella ocasión en una serie que se extendió hasta el séptimo juego en la sala polivalente Giraldo Córdova Cardín.

Precisamente este lunes en esa instalación, la nave agramontina dirigida por Juan Antonio Morales se afianzó como el primer clasificado de la actual Liga, tras ganar su más reciente partido ante Pinar del Río; suficiente para apuntarse 30 puntos y avanzar a la etapa de semifinal que comenzará el próximo día 11 en un cruce del mejor en 5 partidos.

De la nómina de hace un lustro quedan tres jugadores que hoy tienen un protagonismo vital. Raimer Caballero, Yoanis Baldó y Jordanis Jaca, este último entre los primeros anotadores del certamen con un promedio de 17.61 cartones por partido. El internacional con la selección nacional cubana suma una nueva temporada entre los principales reboteadores del torneo. Luego de su paso por la Liga profesional de El Salvador confiesa sentirse con nuevos bríos para que “este sea el año de Camagüey”.

Cuando faltan tres jornadas, a los camagüeyanos tienen que disputar encuentros que no resultarán cómodos, si tenemos en cuenta el nivel competitivo de la presente LSB. Matanzas con 25 unidades, Capitalinos con 27 y Santiago de Cuba con 23 (se enfrentarán mañana en jornada de descanso, choque pendiente) serán los rivales por ese orden para cerrar la etapa clasificatoria el viernes.

Los discípulos de Morales archivan una docena de victorias en uno de los calendarios más exigentes e intensos de los últimos años. En exclusiva con Adelante Digital, el director técnico (DT) se mostró confiado en el resultado por “el excelente trabajo de la preparación. Desde el punto de vista físico el equipo cumplió los parámetros del preparador.

“Desde lo técnico táctico arrastrábamos algunas deficiencias que han sido limadas. Pero lo fundamental es que rescatamos el tema de la agresividad en defensa, aspecto vital".

La combinación entre figuras establecidas y nuevas caras le da sello distintivo a la nómina que se ha mostrado muy equilibrada en defensa y en ataque.

“Hay un grupo de atletas jóvenes que ya venían empujando. Estuvimos compitiendo en el Torneo Nacional de Ascenso con atletas categoría sub 23 y algunos juveniles de mucho talento. Ahora tenemos algunos como Yoimar López, Carlos César Villegas y Keyler Calas que despuntan muy bien como relevos. Los ya establecidos tienen mucha maestría, jugadores de más de 30 años que están maduros y no son veteranos”.

“Queríamos primeramente estar entre los cuatro. Ya lo logramos ahora aspiramos a discutir nuevamente el campeonato. Todos estamos enfocados en eso. No importa el rival, nosotros a lo nuestro”.

Una de las jóvenes promesas del baloncesto, Carlos Cesar Villegas, también se mostró optimista ante el inminente cruce de semis.

“Ya estamos clasificados, y sobre todo creo que resultó importante la preparación física. Es muy difícil enfrentar tantos juegos seguidos. Estamos en óptimas condiciones. Nuestro pensamiento es la final. Los rivales ya nos conocen porque han sido muchos juegos entre nosotros y estamos varios años consecutivos en la Liga, pero creemos que vamos con mucha fuerza”, sentenció el alero.

Bajo un nuevo sistema de puntuación donde cada victoria equivale a dos puntos y la derrota a uno, los ocho equipos enrolados en la actual LSB disputan otras dos plazas para el cruce de semifinales, pues además de Camagüey, Villa Clara con igual cantidad de puntos, también se ganó el otro cupo hasta la fecha.

Con las mayores posibilidades matemáticas completan los puestos cimeros Ciego de Ávila (27 puntos) al igual que Capitalinos (con un partido pendiente), Guantánamo y Matanzas (25); mientras Pinar del Río, actual campeón nacional, y Santiago de Cuba (con un partido pendiente) suman 23.