CAMAGÜEY.- A poco más de una semana para el comienzo de su Liga Superior (LSB), ya las Panteras del baloncesto camagüeyano tienen “nombre propio”. Ayer fue presentada la nómina de doce muchachas que intentarán reeditar el histórico cuarto lugar de la temporada anterior o incluso “colarse” por primera vez entre las ocupantes del podio.

Cualquiera que haya seguido las peripecias del plantel que ahora conduce la profesora Migdelys Millet sabe que se trata de una pretensión nada común. Las estadísticas del colega Luis Florencio Rodríguez lo confirman: durante sus siete participaciones en la instancia élite de las canastas femeninas en Cuba, las nuestras han acumulado balance adverso de 45 victorias y 105 derrotas. Para complejizar la ecuación, ahora no podrán contar –al menos en el comienzo de la Liga-  con los servicios de la floridana Leidys Oquendo, quien tras un extenso calendario competitivo se vio obligada a tomar un “descanso” para atender problemas familiares.

La ausencia de la “mujer-baloncesto” de la provincia –Mejor Atleta de Deportes Colectivos en Camagüey desde el 2013—se perfila como un obstáculo difícil de superar, sobre todo si se recuerda que sus aportes resultaron decisivos en la conquista del segundo boleto del Torneo de Ascenso (TNA) regional, celebrado aquí entre septiembre y comienzos de octubre pasados.

Suplirla, será el principal reto para las las camagüeyanas en su incursión por Guantánamo, donde a partir del domingo 21 tendrá lugar el primer segmento de este calendario. A la Sala Rafael Castiello, la conocida “Caldera de San Justo”, llegarán los planteles “ascendidos” desde las tres llaves clasificatorias: Pinar del Río y Capitalinas, por el Occidente; Sancti Spíritus y Camagüey, a nombre del Centro; y Santiago de Cuba y Guantánamo, líderes de la zona oriental.

Vale recordar que en 2017 las Panteras fueron antecedidas en la tabla de posiciones por guantanameras, capitalinas e indómitas, en ese orden, aunque ni las de Vueltabajo ni las yayaberas pueden considerarse presas fáciles. Las segundas, en particular, lo demostraron durante TNA celebrado en la “Rafael Fortún”, que lideraron de forma indiscutida.

Según se había anticipado, este año la liga femenina volverá a desarrollarse bajo el formato de concentrados, con los encuentros de semifinales y final pactados para La Habana. En la convocatoria previa, las camagüeyanas lograron acceder a la discusión de preseas luego de triunfar en cinco de sus diez presentaciones, con protagonismo de la Oquendo en todos los indicadores de juego.

Sin embargo, como anticipaba la entrenadora Millet en una entrevista reciente, el “equipo ha cumplido un buen cronograma de preparación y se encuentra en excelente forma deportiva y anímica”. Su estrategia será “tratar de dar primero”, para mantenerse “en el pelotón”, anticipó.

LAS PANTERAS DE 2018

Zelaya Leguén, Naila Alfonso, Noemisleidys Otaño, Taimí Casalís, Yasselis Cárdenas, Patricia Robeira, Rachel Baldó, Delmaira Serrano, Karla Osorio y Ariadna Márquez; Lisandra Vargas y Rachel Contreras (Refuerzos avileñas).

Directora técnica: Migdelys Millet; entrenadores: Eduardo Moisés, Abdel López y Reinaldo Márquez.