El hermano menor del bicampeón panamericano Leinier Peró eslabonó una actuación perfecta sobre el encerado de la urbe del Neva, pues en cinco combates no toleró mayores oposiciones (concluyó todos sus encuentros sin puntuación en contra).

Así, antes de superar 3-0 en la discusión del título al kazajo Khurshedshokh Iskandarov, ya se había encargado de dejar en el camino al tayiko Jakhongir Shomakahanov (nocao), y al turco Mahnutcan Cicek y el sueco William Gustafsson (ambos por 3-0).

Su combate más difícil se produjo en semifinales, ante el local Vladislav Ivanov, al que en definitiva terminó derrotando de forma inapelable (también por 3-0).

Con su triunfo, Dainier Peró repitió los triunfos que en ese mismo evento habían cosechado sus coterráneos Kevin Brown (64 kilogramos) y Joahnys Argilagos (49), en las dos ediciones previas.

Cuba también llevó a los registros una medalla de plata (Alexei Rodríguez, 54 kg.) y un bronce (Edel Acosta, 60); en tanto, el otro camagüeyano convocado al torneo, el 57 kilos Damián Lezcay, no lograba pasar de su primer choque (cerrada derrota a guantes del indio Naveen Booran, 1-2).

{flike} {plusone} {ttweet}