CAMAGÜEY.- Los Miuras llegan luego de una igualada sin goles frente Villa Clara; los Diablos Rojos santiagueros, con victoria contundente de 3-0 a costa de Cienfuegos. Tales son sus antecedentes de cara al compromiso que este sábado animarán en la grama del “Antonio Maceo” indómito.

Para Camagüey se trata de un partido esencial en sus aspiraciones medallistas durante la presente Liga Nacional de Fútbol; un empate de al menos un gol pudiera considerarse extremadamente positivo, sobre todo si se tiene en cuenta que la defensa de los Diablos Rojos solo toleró una anotación rival en la docena de choques que conformaron la fase de grupos.

Durante la primera fecha de la hexagonal, actualmente en desarrollo, encontraron confirmación varios pronósticos. Entre todos, el más significativo tenía que ver con el favoritismo que acompañaba a selecciones como Ciego de Ávila y Santiago de Cuba en sus compromisos con tuneros y cienfuegueros. A todas luces, las dos primeras se perfilan como casi seguras pretendientes a un puesto en el podio, con independencia de algún coyuntural marcador adverso que puedan archivar.

En el caso de los camagüeyanos resulta esencial no caer en las tres primeras jornadas del segmento, durante las cuales se enfrentan a los onces de más nivel, entre ellos su “archirrival” de la ronda clasificatoria: Ciego de Ávila.

Camagüey tiene previsto debutar ante su público el próximo sábado 13, en la mineña cancha de Sebastopol, precisamente frente a los Tiburones de la Trocha.