CAMAGÜEY.- Esta tarde los Miuras de Camagüey saldrán al terreno para disputar uno de los dos partidos en los que les va “la vida”. Para ellos la ecuación es simple: con nueve puntos en su haber, todavía tienen posibilidades matemáticas de clasificar a las semifinales del 102 Liga Nacional de Fútbol; que lo consigan, depende de que sean capaces de dejar en el camino a las selecciones de Guantánamo (8) y Ciego de Ávila (14), sus rivales de hoy y el próximo miércoles.

No hay mucho más que decir, sobre todo luego de que el jueves pasado los avileños consiguieran derrotarlos con lapidario 4-1, poniendo casi en términos definitivos su batalla por la primera posición del grupo B.

La segunda fase de enfrentamientos de ese apartado clasificatorio transcurre desde la semana anterior en el terreno de La Quinta, en Nuevitas, con el protagonismo –además– del once de Artemisa, que cierra la tabla posiciones archivando siete unidades.

Precisamente los del Occidente fueron los últimos rivales de los nuestros, el sábado, en tarde que se selló con igualada a un gol. Por la visita Izán Lartiga abrió la cuenta al minuto 17, en tanto que los de casa conseguían el desquite al '44, por intermedio de Michel Cabalé. Se trato de un empate que muy bien hubiera podido convertirse en victoria.

A causa de ese resultado Camagüey inició la jornada de hoy con un triunfo (conseguido precisamente ante los artemiseños en la primera fase), seis armisticios y una derrota. Demasiado poco como para aspirar a un puesto en la lucha por las medallas, que perfila a Villa Clara y Santiago de Cuba como los pretendientes con mayores opciones en las otras dos llaves regionales.

Con una ofensiva discreta, que promedia a menos de un gol por encuentro, la tropa camagüeyana se enfrenta al ineludible reto de producir anotaciones o quedar en el camino. Si no lo consigue, únicamente podrá aspirar a seguir pactando tablas y –por consiguiente– a terminar su actuación el domingo próximo. Las medallas serán para otros; pues sin goles no hay celebración.

En el fútbol la buena defensa no basta para ganar campeonatos; hasta ahora, Camagüey ha tenido muestras de sobra. Foto: Rodolfo Blanco Cué/ACNEn el fútbol la buena defensa no basta para ganar campeonatos; hasta ahora, Camagüey ha tenido muestras de sobra. Foto: Rodolfo Blanco Cué/ACN