CAMAGÜEY.- Para muchos este es uno de los grupos de la muerte de la Copa Mundial de Fútbol porque a los actuales campeones los acompañan selecciones con talento y empuje como México y Suecia.

Alemania sale como la favorita. La calidad de su juego la convierte en aspirante a llevarse nuevamente la corona. Cuentan con reconocidos jugadores que militan en los mejores clubes de Europa y no bajan del podio desde Corea-Japón 2002.

Una de sus principales figuras es Thomas Müller (Bayern München), autor de 10 goles en las dos citas anteriores; lo acompañan otras estrellas del balompié en el viejo continente como Toni Kross (Real Madrid), Mesut Özil (Arsenal), Manuel Neuer (Bayern München) y Julian Draxler (Paris Saint-Germain).

Si bien los dirigidos por Joachim Löw no brillaron en sus partidos amistosos previos, tienen como antecedente completar invicto el camino en su llave de las eliminatorias europeas y la victoria con una selección B en la Copa Confederaciones Rusia 2017. Como dato curioso, los teutones marcaron cuatro o más goles en su primer partido en los últimos cuatro mundiales. Aun así deberán pisar fuerte para dominar la llave pues mexicanos y suecos cuentan con armas suficientes para complicar las aspiraciones de sus rivales y un segundo puesto equivaldría a un enfrentamiento casi seguro con el conjunto brasileño.

México es uno de los aspirantes al segundo puesto. El DT Juan Carlos Osorio utiliza una alineación distinta cada partido dependiendo del rival y buscará arrebatar un empate ante los alemanes y victorias ante suecos y sudcoreanos para lograr la clasificación a la siguiente ronda.

Cuentan con un atacante con un fino olfato goleador como Javier “Chicharito” Hernández, quien junto a Hirving Lozano (PSV Eindhoven) y Carlos Vela (Los Ángeles FC) prende la chispa en la delantera.

El Tri viene de ganar sus dos últimos amistosos, precisamente ante selecciones europeas. Cuentan con un incentivo adicional, pues se confirmó que su capitán Rafa Márquez los acompañará por quinta ocasión igualando el récord de más participaciones del alemán Lothar Matthaus.

Foto: Tomada de plubimetro.cl Foto: Tomada de plubimetro.cl

Suecia se clasificó tras derrotar al poderoso conjunto italiano en el repechaje. Esta vez sin Zlatan Ibrahimovic parecen relegados a discutir por un segundo lugar en el apartado ante el equipo centroamericano. Con futbolistas influyentes como Emil Forsberg (RB Leipzig) y John Guidetti (Alavés) capaces de desequilibrar por las bandas y proyectarse en ofensiva.

Bajo el mando del entrenador Janne Andersson tienen un duelo clave ante  los mexicanos en la tercera ronda, al parecer esa será su última oportunidad de acceder a octavos de final. Previo al evento empataron a cero en los dos amistosos ante Perú y Dinamarca, lo que dice que su producción goleadora aún no esta fina.

Son Heung-Min será la punta de lanza de Corea del Sur. Foto: Tomada de televisa.com Son Heung-Min será la punta de lanza de Corea del Sur. Foto: Tomada de televisa.com

Corea del Sur parece no tener otro futuro que no sea cerrar la tabla de posiciones del grupo, pues cuentan con la plantilla más discreta de la llave. Sin embargo, no es para andar con confianza porque se caracterizan por ser un equipo muy rápido, disciplinado y combativo.

La mayoría de sus figuras juegan en la liga local, pero otras son bien conocidas en Europa como Son Heung-Min (Tottenham Hotspur), Koo Ja-Cheol (FC Ausburgo) y Hwang Hee-Chan (RB Salzburgo).

Los muchachos de Shin Tae-Yong cayeron en dos de sus últimos tres amistosos antes de la competencia, lo que ratifica su candidatura al sótano.

Esta será una llave donde cada encuentro promete ser disputado hasta el final y la lucha por acompañar a los germanos se convertirá en un espectáculo digno de seguir. Fanáticos de tres continentes estarán al tanto de sus representantes y las canchas rusas dirán la última palabra.