CAMAGÜEY.- Con una goleada inapelable, como para poner en evidencia su excelente momento competitivo, Camagüey aseguró la medalla de plata de esta 102ª Liga Nacional de Fútbol (LNF). La despedida de los Miuras fue por todo lo alto, con “bombardeo” de 6-0 ante el sotanero conjunto de Las Tunas.

Para los pupilos del DT Ernesto Villegas se trataba de una jornada decisiva, pues a su acecho se mantenían los Tiburones de Ciego de Ávila, quienes con dos puntos menos alentaban serias aspiraciones de cambiar de color su previsible medalla de bronce. Al comenzar la última fecha de la Liga Santiago de Cuba se mantenía como monarca indiscutido y solo quedaba por definir el ordenamiento final de la tabla de posiciones, un asunto en el que los agramontinos tenían el protagonismo fundamental.

Para no dejar margen a las dudas la maquinaria “taurina” salió a la grama de su cuartel general de Sebastopol, en el poblado de Minas, con la intención de abrir diferencias desde el mismo comienzo de las acciones. Bastaron diez minutos para que Liván Pérez marcara el primero de sus dos goles de la tarde (el segundo lo puso en redes antes de concluir la mitad inicial, al ‘43); sus coequiperos Duxney Espinosa (minutos 53 y 60) y Armando Coroneaux (‘83 y ‘90+1) corrieron a la cuenta de completar el “relevo”.

La fecha se selló con un resultado tan valioso como necesario, pues en las últimas temporadas el agreste terreno del “Ovidio Torres” se ha convertido en uno de los más adversos para los onces camagüeyanos. Cualquier resultado que no brindara claridad al orden final de la clasificación –y obligara, por tanto, a disputar la fecha postergada-- podía tener consecuencias imprevisibles.

En los otros cotejos de la jornada Santiago de Cuba redondeó una temporada de ensueño, pues a la hazaña de haber conquistado su primer título desde 1949 sumó la de convertirse en el único equipo que consigue completar de forma invicta una temporada regular del fútbol cubano. Su empate a dos con Villa Clara (campeón del calendario 2016 y ahora cuarto) fue acompañada por la victoria de 3-2 sellada por Ciego de Ávila en su visita al “Luis Pérez Lozano” cienfueguero.

Una mirada más profunda la actuación de los nuestros los revela como uno de los equipos más consistentes entre los que en la última década han vestido la camiseta por la provincia. Su balance competitivo lo ilustra: cinco victorias, tres empates y un solitario revés (1-2, precisamente ante los monarcas indómitos), líderes en la proporción (+14, 22 a favor y 8 en contra), y con hombres de tanta valía ofensiva como el “Capitán” Coroneaux y Duxney Espinosa (cada uno con seis perforaciones en la fase hexagonal), los Miuras fueron una maquinaria de buen fútbol que, con todo y sus carencias, supo salir a plantar cara incluso en las circunstancias más adversas.

De acuerdo con el programa oficial de esta LNF, en la noche de este lunes se celebrará en la Ciudad Héroe la Gala del Fútbol Cubano, ocasión en la que serán reconocidos los jugadores y entrenadores más destacados, y las selecciones medallistas recibirán sus preseas. Será una cita a la que los camagüeyanos podrán asistir con la frente bien en alto; en la Liga que concluye, su actuación se ha ganado las palmas.