CAMAGÜEY.- Mientras la atención de los aficionados se concentra en todo cuanto ocurre durante el Clásico Mundial, Camagüey continúa con su preparación de cara el campeonato Sub 23 y la 57 Serie Nacional de Béisbol. El comienzo de la tercera Liga Agramontina, hoy en el estadio Cándido González, se perfila como momento imprescindible de ese camino.

La Liga transcurrirá hasta el próximo 26 de marzo con la participación de cuatro equipos conformados bajo los intereses de la Comisión Provincial. Los mismos, llevarán los nombres de Ferroviarios, Criollos, Agricultores y Academia (Sub 23) y serán dirigidos por los mánagers Danilo Domínguez, Orlando Lugo, Martín Tamayo y Luis Ulacia; los tres primeros, ocupantes del podio durante la recién concluida Serie Provincial y el último, director de nuestros muchachos en la justa para menores de 23 años a punto de comenzar.

Los choques la justa se realizarán en horarios de la mañana y la tarde, siempre en el parque de la Avenida 26 de Julio.

Los lanzadores José Ramón Rodríguez y Yormani Socarrás no estarán por prescripción facultativa, anticipó el comisionado provincial, Leonel Moa, pero sí podrán verse hombres como Humberto Bravo (primero en average y anotadas de la campaña doméstica), y Yusley Aramburo, Liván Amaro, Pedro Simth e Irán Falcón, quienes también se destacaron a la ofensiva con sus municipios. Además, se cuenta con lo que puedan hacer los serpentineros Billy Arias y Alexis Mulató, líderes en promedio de carreras limpias y ponches, respectivamente.

Al concluir la cuadrangular se conformarán dos selecciones bajo las banderas de Granjeros y Ganaderos, que disputarán doce encuentros en el mismo escenario. De ellos se espera seleccionar los integrantes de la preselección de Camagüey para la Serie 57.

Respecto al cuarto campeonato Sub 23, ya se sabe que adoptará una nueva estructura, manteniendo sus cuatro grupos, pero repartidos entre las diferentes llaves clasificatorias. Los nuestros, por ejemplo, se medirán primero a sus compañeros de la zona C (Sancti Spíritus, Ciego de Ávila y Las Tunas) y más tarde jugarán una vuelta frente a las novenas de la región oriental. A la postemporada clasificarán los dos equipos de mejores resultados por cada mitad geográfica de la Isla.

Durante la Sub-23 se pretende efectuar choques en cuatro municipios: Minas, Sibanicú, Jimaguayú y Guáimaro.