CULIACÁN, MÉXICO.- (ACN) Un ambiente beisbolero se respira en la ciudad de Culiacán, capital del Estado de Sinaloa, por la celebración aquí de la Serie del Caribe, desde este primero de febrero hasta el venidero día siete.

Las emisoras radiales, los periódicos y la televisión de esta urbe, ubicada en el noroeste mexicano, reiteran en sus espacios habituales la programación del evento caribeño, que reunirá, además del equipo sede, a los de Venezuela, República Dominicana, Puerto Rico y Cuba, como país invitado por cuarta ocasión consecutiva.

Cuando falta poco más de 24 horas para comenzar con la LIX edición de estos juegos, no queda en Culiacán un lugar público sin una valla o un lumínico que haga referencia a la cita beisbolera y un habitante que no se refiera a ella.

Agustina Valdivia Cervantes y Sandra Luz Beltrán Cebrero, empleadas del hotel Del Valle, en pleno corazón de la capital sinaloense, manifestaron a la Agencia Cubana de Noticias, que sitios concurridos como la Plaza Fiesta y el Malecón son todo colorido para contribuir con las aspiraciones mexicanas de organizar la mejor Serie del Caribe en la historia. 

La sede de la competencia será el estadio Tomateros de Culiacán, inaugurado a finales de 2015, que cuenta con capacidad para 20 mil aficionados y con la pantalla más moderna y grande (33 metros x 11 metros) de América Latina.  Dentro de las localidades del parque deportivo se encuentran 164 Palcos Élite, 38 Suites y 248 Palcos Plateas. Además, cuenta con restaurante en la tercera planta, que está en servicio todo el año.

Cuba estará representada por Los Alazanes de Granma, campeones de la Serie Nacional 2016-2017, quienes buscarán una buena actuación para volver a ubicar a la Isla entre las naciones más ganadoras del evento desde su creación en 1949.