La estrella del equipo de Tampa Bay reconoció el talento de los cubanos para jugar al béisbol y exhortó a las autoridades estadounidenses a buscar alguna solución para que los peloteros de la Isla puedan jugar de manera legal en la MLB.

Por su parte, Evan Longoria, antesalista y tercer bate de la escuadra, también reconoció el talento innegable de los cubanos dentro de los diamantes de béisbol, incluso para jugar al máximo nivel. Además reconoció que el de mañana será un partido muy importante.

Cuba y Estados Unidos tienen algo en común: el amor por este deporte, recalcó el jugador franquicia del Tampa Bay.

El dueño de ese club del sur de la Florida, Stuart Sternberg, no pudo ocultar su emoción por estar en La Habana: estamos muy contentos de estar aquí, es algo histórico para nosotros, pensamos que sirva para mejorar el espíritu de colaboración entre MLB y Cuba, explicó.

Sternberg reconoció el privilegio de tener a las autoridades de ambas naciones en las tribunas durante el partido, pero, acotó, "también es un honor mostrar nuestro juego a los fans del deporte".

El Tampa Bay enfrentará mañana al equipo nacional de Cuba en el estadio Latinoamericano de esta capital, en un partido amistoso.

Sobre ese encuentro se pronunció Joe Torre, jefe de Operaciones de la MLB y otrora manager de los Yanquis de Nueva York, equipo más laureado de la historia de las Mayores.

Tuve la fortuna de venir a Cuba en diciembre pasado, durante la visita de buena voluntad de la MLB, y me percaté que el béisbol es como una religión en esta Isla. Esta visita del Tampa Bay a La Habana es un evento histórico, expresó. El directivo enfatizó que cubanos y estadounidenses comparten la misma pasión por el béisbol.

En el marco de la visita de Obama a Cuba, el equipo ligamayorista de los Rayos de Tampa Bay y una delegación de la MLB se encuentran en La Habana.

La última vez que un equipo de Grandes Ligas jugó en Cuba fue en marzo de 1999, cuando los Orioles de Baltimore chocaron con la escuadra cubana, en el Latinoamericano.

{flike} {plusone} {ttweet}