CAMAGÜEY.- Parece que no habrá huracanes, frentes fríos ni aguaceros que impidan el desarrollo de cada tope de softbol de la prensa, más cuando faltan menos de dos semanas para que comience el XIX Torneo Nacional “Jorge Luis Rionda” y sobran los deseos de engranar las piezas y compartir con colegas del gremio de otras provincias.

Este domingo sobraron los esfuerzos de periodistas espirituanos y camagüeyanos para acondicionar uno de los terrenos sedes del próximo Nacional, el del combinado de bebidas Puerto Príncipe (embotelladora), luego de la lluvia que durante el fin de semana cayó en la Ciudad de los Tinajones.

Después de las labores de mantenimiento, que sirvieron como inicio del calentamiento para muchos, las selecciones de Sancti Spíritus y Camagüey, dieron el Play Ball a un match que, sin dudas, prometió y cumplió con un cerrado duelo entre el mejor pitcheo y una de las ofensivas poderosas que tendrá el venidero certamen.

Los Terremotos de Camagüey, bronce en el pasado campeonato jugado en Mayabeque, abrieron la subserie con triunfo de 5 anotaciones por 1, aunque lograron igualar y abrir el marcador en el cierre del sexto capítulo cuando perdían 1-0 y solo habían conectado dos imparables.

La victoria fue al expediente del lanzador derecho de Sierra de Cubitas Keiler Matos, quien apoyado en su control con la recta y los cambios de bola caminó toda la ruta por los agramontinos y solamente permitió una carrera limpia y cinco imparables, además de regalar un boleto.

Los de la tierra del Yayabo levantaron la cabeza y se llevaron el éxito en el segundo encuentro con pizarra de 5 por 4, un partido peleado por los camagüeyanos hasta el último out en largo batazo del refuerzo Daniel Oliver, con uno en base pero capturado por el jardinero derecho de los espirituanos en la zona de seguridad.

Con un triunfo por bando, el partido del desempate, pactado a cinco capítulos, terminó en la parte baja del cuarto inning, cuando el equipo local se fue delante 3 anotaciones a 2 gracias a un doble por el central del máscara Félix Anazco. Entonces un fuerte aguacero impidió la continuación del desafío, válido ya en ese momento.

El serpentinero ganador resultó Raúl del Pino Salfrán a quien solo le conectaron dos imparables, de ellos un cuadrangular con uno en la primera almohadilla; mientras Keiler Matos destacaba en el cajón de bateo con par de indiscutibles en igual cantidad de turnos, incluido un tubey por el derecho.

Esta semana, Camagüey continuará las sesiones de entrenamiento a partir del martes, según declaraciones de su mentor Idel Martha, en tanto se realizan gestiones para desarrollar un nuevo tope el próximo domingo ante la escuadra de Holguín.

Keiler Matos 8-4

Raúl Del Pino 9-4

Idel Martha 9-2

Fidel 9-3

Alexei 8-4