CAMAGÜEY.- A la temporada vacacional se llega como después de haber cumplido una carrera con obstáculos. Son esos meses la oportunidad para el descanso añorado, el momento en que la recreación –y con ella el deporte– se transforman en necesidad apremiante para personas de todas las edades.

Satisfacerla es uno de los compromisos fundamentales del Instituto Cubano de Deportes (Inder). De acuerdo con sus planes, entre julio y agosto se organizarán actividades en todos los consejos populares de esta provincia, tendrán lugar festivales y exhibiciones en balnearios y otros puntos de gran afluencia de vacacionistas, y se celebrarán de manera particular jornadas como el Día de los Niños, el 26 de Julio y el 13 de Agosto.

Hasta allí lo pensado. De allí en adelante, lo que ya se ha hecho… y lo que falta.

Pongamos por ejemplo el biosaludable ubicado junto a la Academia Provincial de Fútbol, en la ciudad de Camagüey. Ahora mismo no puede utilizarse debido a un cable eléctrico que la empresa correspondiente debe trasladar hacia otro sitio o recubrir con aislante. Resultado, una comunidad tan poblada como aquella no disfruta de una instalación que mucho pudiera beneficiarla.

Debido a su lejanía del centro urbano, en el “Micro” cualquier oferta recreativa es bienvenida. Si cambian su imagen, las canchas y el terreno de béisbol pueden ser un excelente opción para quienes busquen divertirse y ganar en salud.Debido a su lejanía del centro urbano, en el “Micro” cualquier oferta recreativa es bienvenida. Si cambian su imagen, las canchas y el terreno de béisbol pueden ser un excelente opción para quienes busquen divertirse y ganar en salud.Un par de kilómetros más adelante, en el microdistrito Ignacio Agramonte, la hierba crece en torno a la cancha de baloncesto. La misma dispone de una facilidad invaluable: iluminación, y tal vez para el comienzo de las vacaciones funcione a “plena capacidad”, pero por lo visto esta semana quedan unos cuantos detalles por resolver.

En el reparto Lenin todo parece estar en función de las fiestas del San Juan, incluidas las áreas deportivas. Tarimas y quioscos ocupan el protagonismo, y en el cercano terreno de fútbol solo por las tardes se nota cierta animación. “Es que la mayoría de los muchachos están en las pruebas”, aclara una vecina. La misma realidad es apreciable en otros repartos.

A vuelo de pájaro, y más allá de los puntos neurálgicos del deporte en la capital camagüeyana, el verano no ha comenzado. Al menos no para el Inder.