El inicio del accionar competitivo será como ya es habitual en la ciudad catarí de Doha; y una semana después la actividad seguirá en Asia en la urbe china de Shanghai, según refleja la publicación deportiva JIT.

En cada una de las etapas, exceptuando las conclusivas, cada ganador recibe cuatro puntos, sus seguidores dos y uno los ubicados en los terceros lugares.

También servirán de sede la ciudad de Eugene, en Estados Unidos, donde se celebrará la tercera fase el 28 de mayo; mientras  las plazas europeas se estrenarán con Roma, Italia, el dos de junio, para sumar luego a Birmingham, Inglaterra (5), y la noruega Oslo (9).

Además, Estocolmo, en Suecia, recibirá la lid el 16 del mismo junio, y la cosmopolita Nueva York acogerá dos días después lo que puede considerarse el primer segmento del calendario.

Luego habrá un descanso general hasta el 15 de julio, cuando Mónaco centrará las miradas de quienes siguen a los mejores exponentes del deporte rey.

Londres atraerá la atención los días 22 y 23 como última etapa previa a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, del cinco al 21 de agosto.

El circuito diamantino se reanudará apenas cuatro fechas después en Lausana, Suiza, y el 27 la fiesta será en París, Francia.

Su siguiente acto está programado para el primero de septiembre en Zúrich, con carácter de final para 16 de los 32 eventos convocados, por lo que premiará con el doble de puntos.

Las restantes especialidades se definirán en Bruselas, Bélgica, el día nueve, también con ese tipo de bonificación.

Este tipo de competición llegó al calendario internacional en el 2010 como sustituto de la Liga de Oro, que tuvo presencia entre 1998 y 2009.

La discóbola Yarelis Barrios y la triplista Yargeris Savigne son las únicas cubanas con títulos máximos, estrenados en el mismo año inaugural.  

{flike} {plusone} {ttweet}