LA HABANA.- El voleibol cubano consiguió este fin de semana una medalla de oro y dos de bronce. Los dos equipos masculinos en lidia se llevaron además  dos boletos para el mundial sub 21 de 2019 y los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

La selección de menores de 21 años conquistó en calidad de anfitrión el título y el único cupo mundialista que repartió el torneo continental de Norte, Centroamérica y del Caribe (Norceca), en La Habana.

En la capital cubana, los locales derrotaron 3-0 en la final a República Dominicana, con parciales de 25-16, 25-15 y 25-20, con destaque para José
Carlos Romero, con 16 tantos, quien fue seleccionado el mejor opuesto y más valioso del torneo. Cuba dominó el ataque, 38 por 28 puntos, el servicio (9-3) y los errores cometidos que aportan tantos a los rivales (12-23), mientras que Dominicana sacó mejor provecho en el bloqueo (8-5).

Los pupilos de Jesús Cruz lideraron en calidad de invictos la llave A, con balance de tres éxitos ante los guatemaltecos, barbadenses y dominicanos, siempre por 3-0, resultado con el que avanzaron directo a las semifinales, etapa en la que vencieron a Canadá, con pizarra de 3-1.

Por la medalla de bronce, Canadá superó 3-1 (25-22, 25-23, 25-27 y 25-17) a Estados Unidos, ocupante del cuarto lugar, seguido por Guatemala, Haití, Nicaragua y Barbados, en ese orden.

Los discípulos de Nicolás Vives –mayores– lograron el bronce y una de las cinco plazas en disputa para los Juegos Panamericanos de Lima 2019, en la Copa Continental de Norceca, en Veracruz, México. Por la medalla de bronce  los pupilos de Vives aventajaron 3-1 (20-25, 25-9, 25-18 y 25-17) a Puerto Rico, liderados por el joven Marlon Yang, con 19 unidades.

Los cubanos concluyeron lideres invictos de la llave A, con tres victorias ante Chile, con pizarra de 3-1, Guatemala (3-0) y México (3-2), pero no avanzaron directo a las semifinales por ser el tercer mejor primer lugar de la fase de grupos, superados por Brasil y Argentina. En cuartos de finales, Cuba derrotó 3-0 a Canadá, pero en la etapa de semifinales cayó 1-3 ante los argentinos.

Con la presea de bronce también concluyó el equipo femenino sub 18, con sede en Tegucigalpa, Honduras, pero no pudo alcanzar el pasaporte para el mundial de 2019, ya que solo estaba disponible para las campeonas.

Las muchachas del sub 18 ganaron en Tegucigalpa el metal bronceado con triunfo de 3-1 (19-25, 25-20, 28-26 y 25-16) ante las dominicanas, comandadas por Thainalien Castillo, con 21 puntos.

Las cubanas lideraron en calidad de invictas el grupo A, con tres éxitos de 3-0 ante República Dominicana, Canadá y Costa Rica, pero en semifinales, etapa a la que avanzó directo, cayó 2-3 contra las canadienses.

Estados Unidos, puntero invicto de la llave B, terminó con el título y el único boleto que entregó el torneo para el mundial de la categoría de 2019 terminó, al aventajar 3-0 (25-13, 25-12 y 25-23) a Canadá.

Las actuaciones cubanas resultan esperanzadoras  luego de lo ocurrido en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, donde las selecciones masculina y femenina cubanas quedaron en el cuarto y séptimo puestos, respectivamente.