CAMAGÜEY.- Con participación de atletas de esta provincia, los equipos cubanos de polo acuático superaron las expectativas precompetencia y alcanzaron el título femenino y la plata entre los hombres en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

Después de caer 12 goles por 13 ante Puerto Rico en el debut, las chicas ganaron partidos consecutivos ante Venezuela, México, Colombia y Trinidad y Tobago para clasificar a las semifinales. En esa instancia volvieron a derrotar a las mexicanas 14-6 y garantizaron la posibilidad de revancha en la final contra las boricuas.

Este jueves, cuando todos esperaban otro partido cerrado entre los mejores elencos de la competencia, las cubanas hicieron de la piscina del Complejo Acuático una caldera donde hirvieron a las puertorriqueñas 12 anotaciones por cinco.

La conductora camagüeyana Lisbeth Santana tuvo un gran partido y aportó una diana en el segundo cuarto. Su coterránea, la portera Mairelis Zunzunegui, fue una pared para sus rivales y la mejor de su posición en todo el torneo.

El equipo masculino no pudo concretar el sueño dorado después de mantenerse invicto durante toda la competencia con balance de 103 goles a favor y solo 29 en contra.

En el choque de decisivo contra Colombia faltó efectividad en el ataque y velocidad para defender en los contrataques del rival. Los locales se crecieron ante su público y supieron complicar a los nuestros con su juego fuerte para vencerlos 12-10. No obstante, con la medalla de plata el conjunto nacional mejora el resultado de Veracruz 2014 cuando fueron terceros.

El atacante camagüeyano Giraldo Carales resultó la estrella del conjunto nacional y en la discusión del oro perforó la meta colombiana en siete ocasiones. El muchacho de la capital provincial dejó un emotivo mensaje en la red social Facebook, en el que pide disculpas a los aficionados por el revés. Para él y sus compañeros no habrá más que aplausos y cariño por defender con tanto esfuerzo los colores de la bandera de la estrella solitaria.