LA HABANA.- Cuba terminó en el cuarto lugar de la Copa del Mundo de lucha libre por equipos, rama masculina, con sede en Iowa, Estados Unidos, donde cayó en la discusión de la medalla de bronce frente a Japón.

Los japoneses se adueñaron del tercer puesto en el podio de premiaciones al ganar seis de los 10 combates disputados, en un certamen en el que Estados Unidos y Azerbaiyán lucharán por el título.

El match por la presea de bronce comenzó con un tenso combate en los 57 kilogramos, división en la que Yuki Takahashi venció 7-5 a Reineri Andreu; mientras en el segundo pleito Kasuya Koyanagi amplió la ventaja de los nipones al superar 9-6 a Yowlys Bonne en los 61 kg.

Con dos reveses consecutivos en el duelo, Alejandro Valdés (65), medallista de bronce en el Campeonato Mundial de París, el pasado año, perdió su invicto en la competencia al caer 8-10 frente a Daichi Takatani, quien supo remontar en los instantes finales.

A continuación, Franklin Marén logró el primer triunfo de los cubanos con éxito de 8-4 ante Keisuke Otoguro, en los 70 kilos; pero después Liván López (74), bronce olímpico de Londres 2012, se vio superado por Yuhi Fujinami, vencedor 16-5 por superioridad técnica.

En la sexta pelea, Sohsuke Takatani (79) acercó a su equipo a la medalla de bronce al derrotar 10-0 a Yoan Zulueta; aunque seguidamente Yurieski Torreblanca (86) dio un poco de esperanzas a la nación caribeña al doblegar 4-1 a Shota Shirai.

La representación de la Isla mantendría vivas sus opciones de podio con la victoria de Lázaro Daniel Hernández (92) contra Takashi Ishiguro, en pelea que terminó igualada a cuatro puntos, pero decidida a favor del cubano por marcar más proyecciones que su rival.

Luego llegaría el turno de Reineris Salas, dos veces medallista de plata mundial, que venció por superioridad técnica (12-0) a Taira Sonoda, en los 97 kg, para poner el match 5-4, todavía con ventaja para los japoneses.

Entonces todo se decidiría en los 125 kilos, categoría en la que

Taiki Yamamoto logró imponerse 6-5 en un dramático final a Yudenny Alpajón, resultado con el que Japón se adjudicó el metal bronceado.