CAMAGÜEY.- Con dos divisiones de honores –la del sábado, ante el líder de la competencia-- este fin de semana continuó su camino el Maestro Internacional camagüeyano Carlos Albornoz, quien en la semifinal nacional de ajedrez busca un puesto entre los principales hombres del juego ciencia en Cuba.

Para lograrlo, debe terminar entre los tres primeros jugadores de la lid que por estos días tiene lugar en la ciudad de La Habana, con la presencia de doce trebejistas llegados de todo el país.

Al iniciarse la octava ronda de cotejos, este lunes, Albornoz (5 puntos) comparte la segunda plaza de la clasificación general con el holguinero Henry Soto; media raya por delante se ubica el Gran Maestro villaclareño Yasser Quesada, invicto en siete presentaciones, con el cual Albornoz pactó el armisticio de la jornada sabatina moviendo las piezas negras.

El domingo, el camagüeyano desaprovechó una valiosa oportunidad al pactar tablas con su homólogo Lennis Martínez, quien ha tenido un pésimo torneo (en las seis primeras fechas acumuló derrotas); mientras, Ochoa superaba al Maestro FIDE Omar Almeida para recortar ventajas y sumarse a la lucha por un puesto en la final nacional.

A esa instancia deben acceder los tres mejor posiciones de la competencia actual. El título de la Isla se definirá entre ellos y los siete jugadores ya “sembrados” por su condición de integrantes de la preselección de Cuba. El Gran Maestro Lázaro Bruzón, campeón vigente, fue eximido este año de participar en el certamen, atendiendo a la disparidad entre su promedio ELO y el del resto de los participantes.

De acuerdo con la información del sitio de Radio Habana Cuba, para este lunes Albornoz tiene calendariada una difícil partida contra el villaclareño Diasmany Otero, un viejo “conocido” de la clasificatoria central. La semifinal se desarrollará hasta el jueves en la llamada “casona de Mulgoba”.