CAMAGÜEY.- Tan reñido que solo pudo definirse en la partida final. Así de peleado fue el Campeonato Provincial de Ajedrez, primera categoría, que esta semana concluyó en Camagüey. Su resultado más notable es la segunda corona conquistada por el talentoso Maestro Fide Dexter Docampo, quien con ese éxito se pone a las puertas de convertir el 2017 en el mejor año de su carrera deportiva. Que así sea, dependerá de lo que sea capaz de hacer durante el zonal central del juego ciencia, clasificatorio para el campeonato élite de la Isla.

En esta oportunidad la trama del Provincial fue de esas que parecieran escritas por un autor de suspenso. Hasta la última jornada, Docampo y Ladislao Rodríguez (MF), su más cercano perseguidor, marchaban abrazados en la primera plaza, con el éxito del primero en el duelo particular como único elemento de definición.

Los cotejos del cierre no bastaron para alterar tal orden de cosas. En definitiva, Docampo completó seis unidades de diez posibles para agenciarse el primer escalafón de la lid, en tanto Rodríguez quedaba un paso por detrás pero también con pasaje confirmado a las semifinales del Centro.

Ese certamen en Santa Clara otorgó cupo de inscripción a todos los titulares y subtitulares de mayores en las provincias desde Camagüey hasta Villa Clara, y a varios de los jugadores mejor posicionados en el ranking cubano de la disciplina. Entre todos se definirán plazas para la discusión del título nacional, a comienzo del año próximo.

ALBORNOZ, DOMINANTE EN MÉXICO

Volver a sentar plaza entre lo más graneado del juego ciencia en Cuba es también el objetivo del ya Maestro Internacional Carlos Daniel Albornoz, quien desde México regresa directamente a la Ciudad de Marta Abreu y el Ché. Su pretensión allí no puede ser otra que repetir la hazaña de hace un año, cuando dominó el apartado regional y se midió por primera vez, tablero mediante, con los mejores jugadores del país.

El camagüieyano llega esta vez con dos motivaciones muy particulares: la oficialización reciente de su condición de Maestro Internacional y el haber podido completar la primera norma de Gran Maestro (GM), durante el torneo internacional Jugando en Concreto, que hasta el fin de semana anterior tuvo lugar en la ciudad de Villahermosa.

Allí Albornoz obtuvo la medalla de oro, e importantes victorias ante los GM cubanos Camilo Gómez y Ermes Espinosa, asistentes a la ultima final nacional de la Isla. De la fuerza del evento da fe el hecho de que en su edición de 2016 quedaron como medallistas de plata y bronce los conocidos Lázaro Bruzón y Yunieski Quesada.

Tras lo acontecido en tierra azteca, Albornoz podrá sumar 22 puntos a su coeficiente ELO, con los cuales se ubicará a solo siete rayas de alcanzar la frontera de las 2 500 unidades. La próxima actualización en los registros de la Federación Internacional, en diciembre, deberá confirmarlo como ocupante del décimo quinto puesto a nivel de país y primero del escalafón camagüeyano.