CAMAGÜEY .- Quinto lugar por medallas. Tal es el resultado con que Camagüey cerró actuación en los Juegos Escolares Nacionales, una justa que también deberá anunciar su ordenamiento definitivo en cuanto a puntos, esquema evaluativo en el que nuestros pequeños representantes pudieran escalar un puesto más.

Por lo pronto, los 44 títulos, 40 subtítulos y 53 medallas de bronces conseguidos por la delegación agramontina pueden considerarse notables, si se tiene en cuenta el alto nivel que mostraron delegaciones como La Habana (que volvió a dominar de forma inapelable la clasificación general), Granma (sorpresiva en su segunda posición), Santiago de Cuba y Villa Clara.

Para Camagüey los mejores deportes fueron el fútbol, el hockey sobre césped y el voleibol de sala, entre los colectivos, y el boxeo, el clavados y el nado sincronizado, a título individual. Todos concluyeron a la cabeza de sus respectivos torneos, confirmándose como los principales aportadores a cualquier “cosecha” del alto rendimiento en la provincia. El atletismo tuvo también una actuación relevante, que le permitió ubicarse en la segunda plaza, solo por detrás de la fuerte representación capitalina.

La edición 53 de los Juegos Escolares se sella con el protagonismo de niños y adolescentes como los pesistas Ariel Hernández y Danay González (con tres títulos per cápita, al imponerse en las tres pruebas de los 90 y 63 kilogramos, categoría 15-16 años), y la gimnasta Liliet León (monarca en figuras, y solos y duetos libres). Las piscinas fueron un escenario ideal por cuenta de los clavadistas Mélany Estevez (tres primeras plazas en trampolín y plataforma), Roony Acevedo (dos cetros), y los hermanos Leodán y Leonel Moncada, quienes aportaron dos medallas de oro, dos de plata y una de bronce. La nadadora Yanela Quesada se agenció un primer puesto y cuatro segundas posiciones.